Encontrarás los textos curatoriales escritos por Luján Oulton (directora de Game On! El arte en juego), Diego Maté (crítico) y Agustín Pérez Fernández (desarrollador de videojuegos). Además, incluye presentación y fotos de las obras que formarán parte. Cada una de ellas tiene un texto desarrollado por un invitado especial con motivo de la celebración de los 10 años de la muestra. Críticos, artistas y desarrolladores de videojuegos participaron en esta tarea.

COMITÉ CURATORIAL

Agustín Pérez Fernández

Desarrollador de videojuegos independientes y artista multimedia. Estudió dirección de cine, teatro y aprendió a realizar juegos de forma autodidacta. Es el autor de varios videojuegos experimentales como “El Beso”, “Symphorophilia” y “Mantra”. Este último juego es una experimentación interactiva sobre los mantras y la meditación transcendental. Fue seleccionado para ser presentado en la Conferencia de desarrolladores de videojuegos en San Francisco (EEUU) como uno de los juegos experimentales más importantes del año 2011. Ha participado en Game On! El arte en juego exhibiendo diversas piezas que exploran los cruces entre arte y videojuegos como Braindump, Consecuencias, Vestigios, entre otras.

Trabajó como Game designer y Productor en las empresas de juegos Joju Games y Globant. Emprendió Chimango Games junto a sus socios Adrián González y Claudio Griglio. Su primer juego Pewma obtuvo una buena repercusión en Argentina e Iberoamérica. Tuvieron como clientes a Cartoon Network y

Vorterix entre otros. En el 2015 desarrollaron el juego del éxito televisivo Esperanza Mía.

En el año 2016 junto a colegas prestigiosos de la industria fundó la Fundación Argentina de Videojuegos

(FundAV) con el objetivo de fomentar la actividad en el país.

Fue administrador y uno de los fundadores de la comunidad de desarrolladores de videojuegos en español más grande del momento llamada DUVAL. Esta comunidad busca centralizar la conversación de los desarrolladores de la región sin perder las comunidades locales.

Diego Maté

Licenciado en Crítica de Artes (UNA) y doctorando en Artes (UNA).

Su tesis de doctorado aborda los cruces y diálogos entre el videojuego y el campo de las artes desde una perspectiva semiótica.

Es docente de las materias Semiótica y Teorías de la comunicación y Semiótica General. Es crítico de cine, realizó la carrera de Crítica de Cine en Escuela El Amante y colaboró en medios como Revista Cultural Ñ, Haciendo Cine y A Sala Llena. Dirige Cinemarama, un sitio de crítica de cine especializada.

Pueden consultar algunas de sus publicaciones e investigaciones en: independent.academia.edu/DiegoMaté

Lu Oulton

Productora cultural y curadora especializada en videojuegos. Realizó su tesis de maestría sobre curaduría de videojuegos en el circuito artístico y se encuentra actualmente esperando la fecha de defensa de la misma.

En el 2007 co-fundó Objeto a, reconocida productora cultural focalizada en arte y tecnología. Allí creo en el 2009 Game on! El Arte en Juego, la primera y única exhibición en Argentina focalizada en la triada arte, videojuegos y sociedad.

María Luján se dedica también a la divulgación de los videojuegos experimentales y artísticos promoviendo su inserción en el campo cultural y la participación femenina dentro de la industria, en dicho sentido ha brindado charlas y participado en eventos como en TEDxRiodelaplata (Buenos Aires), UniversidadJorge Tadeo Lozano (Bogotá), DevHourmx (México DF), DiGRA (Melbourne, Australia) entre otras.

Ha participado también en publicaciones especializadas como [Irrompibles], Bit y Aparte, Videogames around the world, Videogames and the global south, entre otros.

Luján es también co-fundadora del Encuentro Latinoameriano de Videojuegos que tiene lugar anualmente, desde el 202014, en San Francisco en paralelo a la GDC junto con Luis Parra (Colombia) y Renzo Sanchez (Perú)

GUIÓN CURATORIAL

Game On! El arte en juego. Edición Aniversario

Toda exhibición es una superposición de historias esperando un interlocutor. Cada obra abre un mundo. Cada visitante trae consigo el suyo propio. El curador está allí mediando. Surge entonces la magia y se despierta el diálogo: entre las piezas que integran la muestra y entre ellas y su público. Más allá del objeto artístico y del espacio que lo resguarda, el rito se repite, ajeno a distinciones de época y sociedades. El aura muere y renace bajo nuevas formas y nombres en una comunión única y universal propia de la experiencia artística. Cada exhibición es también una celebración de este encuentro entre artista, obra y público. La propuesta de Game on! El arte en juego fue desde un primer momento la de acompañar al dispositivo videojuego en su periplo por el círculo del arte; fue también bucear en la caja negra y encontrar el modo más apropiado de facilitar estos encuentros.

Hoy celebramos diez años y el festejo se despliega en un doble movimiento que reafirma la necesidad de sentar raíces y de innovar. Ya no hace falta preguntarse por la pertinencia del videojuego en el contexto artístico; surgen ahora nuevos interrogantes y desafíos. El dispositivo videojuego ha madurado, mutado y ha desarrollado nuevas categorías y modos de ser. En esta evolución ha reformulado y creado sus propias reglas, al tiempo que va conformando poco a poco un lenguaje que le es único. Algunas inquietudes se mantienen y se reafirman así tres nodos: game design, activismo y narrativa.

Esta primer tétrada demuestra que todavía quedan iteraciones por resolver en el corazón mismo del dispositivo, que tiene un gran potencial como herramienta y medio político-social y que definitivamente estamos lejos de haber agotado los modos posibles de contar historias. Vuelve también un nodo dedicado al aspecto objetual del dispositivo: el nodo hacks podría leerse como un complemento del de game design, en esta búsqueda por encontrar modos alternativos de crear una experiencia de juego. Se introducen en esta edición dos espacios nuevos que tienen que ver con la esencia misma del juego: el nodo entornos reformula el círculo mágico y los espacios de juego, mientras que el nodo contactos se pregunta por los participantes y sus posibles intercambios.

La llegada de los videojuegos al espacio artístico tiene también en su base misma una doble finalidad: legitima el dispositivo y le permite reformularse en un movimiento continuo. El recorrido despliega una serie de preguntas que se abren en múltiples capas superpuestas. Las respuestas están en pleno proceso de desarrollo y son formuladas de manera cooperativa por artistas y público. Sobre eso también trata GAIA (Game Arts International Assembly): el primer think tank internacional de curadores y productores de eventos culturales de videojuegos dedicados conversar y co-crear en base a experiencias compartidas las mejores prácticas curatoriales; el objetivo es el de poder crear un reservorio abierto a la comunidad que permita seguir nutriendo el campo de los videojuegos promoviendo nuevas discusiones y abriendo interrogantes.

¡Es hora de jugar!

María Luján Oulton

Directora de Game On! El arte en juego